Entradas

HAZ EL MAL, QUE LO PAGARÁS CON CRECES

Imagen
Todo el que la hace, la paga. O así me gusta imaginar, y por supuesto creer, que en vidas sucesivas se liquida el mal causado. Porque el ser humano aún sigue pensando que el dinero es el que manda, y puede ser, que así sea en el mundo en el cual vivimos. ¿De verdad pagamos por los crímenes cometidos? Porque se me parte el alma viendo noticias como estas “La cárcel de ballenas”. ¿Dónde está la humanidad? ¿De verdad el ser humano es capaz de cometer semejante atrocidad? Es entonces cuando me siento y medito. Porque no sé si ya os he dicho, que me gusta imaginar… Y es entonces cuando me siento y escribo:
Se llamaba Xi Liu y era uno de los hombres más ricos del país. Multimillonario diría yo más bien, aunque su riqueza proviniera del tráfico ilegal. Y lo mismo le daba que estuvieran en peligro de extinción, porque lo que verdaderamente le importaba a Xi Liu, era el incremento de ceros en su cuenta bancaria. Porque cuantos menos quedaran, su precio en el mercado, aumentaba. Así amasó su fo…

SUPERHEROÍNAS CON UNA GRAN MISIÓN

Imagen
Pues no va y me suelta que siempre estoy cansada y que soy una sosa… Que cómo no se va a ir con otra si ya nunca hacemos el amor... Y para rematar, va y me suelta que se me está poniendo el culo gordo… Y no le doy un revés porque de verdad, estoy muy cansada. Me doy media vuelta y pienso: Si todas las mujeres del planeta nos pusiéramos de acuerdo… Pero hoy no... Hoy estoy tan cansada... Tan, tan cansada... Que me quedaba en la cama tan a gusto hasta que me doliera el trasero de estar tumbada. Luego me comía dos croissants recién hechos con mantequilla y mermelada. ¡A tomar por saco la dieta! Luego me iría a caminar, a tomar un café con las amigas y de compras. A gastar sin mirar el precio. A fundir la tarjeta de crédito. Luego cervecitas y unas tapas. Llego a casa. El lavavajillas hasta arriba, lo miro y no me importa. Directa al sofá y siesta de dos horas. A la tarde clase de yoga y té con miel. Reunión para hablar del viaje a la India que vamos a hacer. Regreso a casa: baño con esp…

¿UN ACTO DE AMOR...?

Imagen
Oswaldo Guayasamin

Ahí os lo dejo, porque desde que una amiga me contó esta historia no he podido parar de pensar en ella. De darle vueltas. De reflexionar sobre el tema. De si he acabado juzgando lo que aquel hombre hizo… La verdad, no lo sé. Y no sabía muy bien cómo abordar la historia. Porque nadie jamás sabrá, cómo fueron esas últimas horas. Lo puedes imaginar, intentar ponerte en su piel, más jamás, nos podremos acercar a la realidad.
Me llamo Francisco, y he decidido, tras un largo meditar de más de quince años, que ha llegado el momento de acabar con mi sufrimiento. Y aunque mi nombre no sea relevante para lo que os voy a contar, he decidido deciros cómo me llamo, ya que dentro de unas horas, mi nombre, junto a mi persona, habrán pasado a la historia. 07:00 a.m: Abro el ojo. 07:20 a.m: Sí, he holgazaneado y me he quedado en la cama veinte minutos dando vueltas. Me he dado el gustazo. Me levanto y voy al baño. 07:…

LA GOTA QUE REBOSA EL VASO

Imagen
Cómo no tenía que estar esa mujer para hacer lo que hizo. Para, durante la noche, y mientras su marido dormía, coger un cuchillo y cortar su miembro sin ningún tipo de remordimiento. Lorena Bobbitt, sometida a humillaciones y maltratos hasta que un día cayó la gota que hizo rebosar el vaso. Y me pregunto yo: ¿No sería mejor haber dejado la relación? Si ya no funcionaba, si era infeliz y maltratada, lo mejor hubiera sido dejarlo, cortar por lo sano con la relación que tarde o temprano acabaría sacando lo peor que habitaba en su interior. Una relación malsana que le haría hacer, y decir barbaridades, más bien de una mente demente o procedente de la boca del mismísimo Lucifer. Porque cuando ya no hay nada, cuando la pasión de los primeros años, la locura del te quiero y no sé porqué pero lo hago, va y se acaba, es donde realmente aflora el amor verdadero, o por el contrario, se descubre que fue un calentón de pasión desenfrenada extendido en el tiempo más de lo deseado. Difícil diferenc…

SE APAGÓ SU LUZ...

Imagen
Mi pregunta es... ¿Por qué algunos deciden seguir y otros dejarse ir? ¿Por qué unos dejan de pelear y otros continúan batallando?
Pero dime...  ¿Por qué dejaste de luchar? ¿Quién eres? ¿Qué te sucedió? 
       Grandes ciudades plagadas de almas perdidas. Almas a las que hace tiempo se le apagó la luz. A las que ya nada ni nadie importa. A las que un trozo de cartón les basta y llaman casa. Van, vienen, se dejan llevar y, en ese baile de ánimas algunas se irán demasiado pronto. Otras remarán a contracorriente. Otros, en cambio, aunque debieran irse, se aferran con uñas y dientes.
       A veces su canto, una sinfonía de locura repetitiva, les delata. A veces con rima, otras veces... no tanta. Hay momentos, que aunque breves, son muy intensos, y en ellos, te dejan mirar, y a través de sus ojos sientes la profunda pena que esconde su corazón agónico. A veces muestran pena, otras, en cambio, el rencor y el odio es tan grande que te hacen apartar la mirada. Dulce locura que te hace mirar …

¡ HOY DUERMES EN EL SOFÁ!

Imagen
Observo a mi gato y pienso: ¡Pero qué lindo y qué tierno! Qué delicadeza al caminar. Qué agilidad cuando trepa. Qué ternura cuando se acurruca entre mi pelo y ronronea. De apariencia frágil y delicada. Siempre tan pulcro y aseado… Hasta que sucede algo que cambia la perfecta apariencia de mi perfecto y lindo gato... Os cuento: Hace un par de días llegué a casa tras una larga caminata y, mientras caía la noche, me senté en la tumbona de la marquesina y abrí una cerveza bien fría. Entre trago y trago, mi perra Luna daba lengüetazos a una de las zapatillas, y fue entonces cuando caí en la cuenta de que faltaba un elemento en la ecuación casera de bienvenida del día a día, y ese, por supuesto era Lau, mi gato. Qué extraño… Me levanté y lo busqué unos segundos, tras los que sin darle mayor importancia pensando que estaría ronroneándole a alguna gata, o trepando por algún árbol, me senté de nuevo a contemplar el cielo. Unos segundos de paz y armonía que duraron bien poco hasta que la tumbo…

SERIE "HIERRO"

Imagen
Esta historia comenzaba en el año 2015 cuando en un encuentro de guionista en la ciudad de Barcelona daban a conocer el proyecto "Hierro".  Al oír el título me quedé con la mosca detrás de la oreja. ¿Se iba a rodar también en la isla de El Hierro? o ¿Tan solo era un título elegido al azar? En la fiesta de clausura me acerqué al productor y le pregunté, también hice una broma: <<¡Qué casualidad, yo vivo en la isla de El Hierro, y vuestro proyecto se llama Hierro!>> Cual fue mi sorpresa al descubrir que el proyecto se llamaba así por al isla, y que la intención era rodarlo allí. ¡WooW! Pensé, menuda coincidencia. Los años pasaban y la serie no se rodaba. Así que acabé olvidando el proyecto y seguí con mi vida. A finales del 2016 marché de la isla con intención de no regresar, comenzar una nueva vida en otro lugar... A finales del 2017 estaba de vuelta en El Hierro por circunstancias de la vida, fuerzas mayores como son los hijos. Así que empecé de nuevo otra vez, …